ZUMOS, BATIDOS Y CREMAS: ¡Pura Vida!

“Toma batidos de frutas, frutos y semillas y tu cuerpo se nutrirá y empezará su proceso de eliminación y reparación. Toma cremas templadas y todo tu cuerpo se nutrirá relajadamente”.

Nutrición y depuración con zumos, batidos y cremas

Para obtener nutritivos y saludables zumos y batidos, hay que observar ciertas pautas y aspectos. Uno de ellos es que, a la hora de diseñarlos, las mezclas entre los alimentos que los componen sean compatibles. También es importante el aspecto o la virtud concreta que se desee potenciar con ellos, creando de esta manera un resultado equilibrado para el organismo y al mismo tiempo para el paladar. El paladar es el activador cerebral que pone en marcha todo el sistema digestivo y de asimilación; es el que nos predispondrá a la satisfacción y con ello a las ganas de repetir y disfrutar de las magníficas virtudes de los zumos y batidos.

 

Diferenciar entre zumo y batido

De un alimento puede obtenerse un batido o crema, o un zumo. Veamos la diferencia entre los zumos y los batidos, su elaboración y sus virtudes.

Cuando se hace zumo correctamente, se eliminan solamente la pulpa y la fibra casi seca, por lo que con el zumo se obtiene una mayor cantidad de nutrientes que con el batido. Estos nutrientes entran directamente en el organismo y el proceso de digestión se acorta, con el consiguiente ahorro energético que ello supone. Como aportan energía al instante, el organismo se centra en la limpieza, desintoxicación y reparación. Para los problemas graves de salud o para una rápida desintoxicación, beber abundantes zumos verdes será de una ayuda inestimable.

Cuando se hacen batidos se obtiene un alimento pre-digerido con todos los nutrientes que éste puede ofrecer y toda la fibra, por lo que sacian más y, en cierta manera, ayudan a limpiar el colon; aunque eso sí, desintoxican más lentamente debido a su digestión más lenta. El batido verde limpia y restaura la salud mucho más rápido que si los vegetales se comen en estado sólido masticándolos o como crema, ya que para ser digeridos sobrecargan más el sistema digestivo y metabólico y también se reduce su efectividad al ser transformardos en la cocción. 

 

Diferenciar entre un batido y una crema cruda

La diferencia está en que en la crema usemos alguno de los alimentos espesantes como el aguacate y en que la crema puede calentarse a una temperatura de hasta 45ºC. Con ello, conservamos todo su poder nutritivo y, al mismo tiempo, se obtiene una textura y unas condiciones muy similares al de una crema con verduras hervidas. 

Nutrir y depurar al mismo tiempo

Si lo que buscamos es una alta depuración acompañada de una buena nutrición, usaremos preferentemente los zumos prensados en frío y recién hechos, logrando así diferentes finalidades depuro-nutritivas. Mediante una ligera y rápida digestión sin apenas consumo energético y de acción inmediata en sangre.

En todos los casos, siempre es importante la frescura de los alimentos a usar y que su origen sea de procedencia ecológica. Sírvete de los zumos, los batidos y las cremas para sanar tu cuerpo y tu mente; ellos te lo agradecerán con creces y tú disfrutarás de una vida feliz y armónica.

 

ZUMOS

Es posible obtener zumo de casi cualquier alimento, ya que este proceso sólo consiste en extraerle el agua o más bien el suero fisiológico que éstos contienen dependiendo del tipo de alimento. El agua fisiológica que rodea todas las células que lo componen y que forman su estructura, contiene sustancias nutritivas como reservas de las necesidades celulares. Todos los alimentos contienen agua en mayor o en menor cantidad.

Al prensar un alimento, desprendemos esa agua fisiológica cargada de nutrientes y ésta arrastra también las sustancias nutritivas que se hallan en las células y en la fibra, formando así un potente concentrado nutricional de muy fácil y rápida asimilación. En cambio, si lo que se desea es ingerir el mismo valor nutricional con el alimento entero o batido, tendrá que consumirse una gran cantidad, haciendo inviable que se alcance el mismo valor nutricional; eso sin contar el consumo energético que ello representa al tener que procesar toda la fibra que los alimentos contienen. 

Con un zumo obtenemos las tres grandes necesidades de un cuerpo y su constitución física: el agua pura, los nutrientes energéticos y los nutrientes que constituyen las herramientas funcionales. Con lo cual podemos tener toda la nutrición imprescindible para que el sistema orgánico funcione adecuadamente.

 

Valor nutritivo y propiedades

Al prensar los vegetales, las paredes celulares se rompen y con ello se consigue que los nutrientes sean más biodisponibles. Los alimentos vegetales crudos contienen valiosos nutrientes básicos como son enzimas, vitaminas, minerales, aminoácidos, bioflavonoides, fitonutrientes, biofotones…

El alto contenido de clorofila que contienen los zumos verdes tiene propiedades desintoxicantes y antioxidantes y es una fuente importante de vitaminas y minerales; facilita la producción de sangre y su circulación y ayuda a equilibrar el metabolismo y el funcionamiento del hígado, los riñones, el colon y todo el sistema digestivo, sanando el revestimiento del estómago, del esófago y del intestino delgado y grueso. 

Los zumos son el mejor suplemento nutricional, ya que la concentración de nutrientes penetra de forma rápida y directa al torrente sanguíneo. A aquellas personas que sufren deficiencias nutricionales severas y tienen el sistema digestivo altamente irritado o con afecciones digestivas y metabólicas y que les resulta muy difícil tolerar algunas fibras, los zumos les resultarán un alimento muy valioso, nutritivo y reparador, de fácil transito y asimilación.

El doctor alemán Max Gerson, fue uno de los pioneros en aconsejar el zumo de vegetales. Sufría unas jaquecas terribles que finalmente curó con estos zumos. Los usó masivamente en sus pacientes y se dio cuenta de que el zumo de vegetales era una terapia metabólica capaz de curar prácticamente cualquier enfermedad.

 “Los zumos son luz con una concentración de pura vida, y la vida genera vida”.

 

Extracción del zumo

En el mercado hay diversos aparatos con los que obtener zumos de los alimentos. Veamos las diferencias entre ellos y cuál es el más adecuado para preservar todo su valor. Los aparatos más conocidos son las licuadoras y los exprimidores; los menos conocidos son las prensadoras. 

  • Licuadoras: Separan el líquido de la pulpa, pero ésta se lleva bastante parte de él. Su forma de extraer el líquido es por trituración, centrifugado y posterior filtrado. Se produce cierta destrucción y oxidación del alimento con el friccionado de las cuchillas y el calor generado al tener que despedazar y romper la fibra y se dañan los nutrientes sensibles como las enzimas que contiene el alimento. La estabilidad del zumo dura menos tiempo y la pérdida de nutrientes es alta, ya que en la pulpa todavía queda mucha cantidad de ellos.
  • Exprimidoras: Estrujan el alimento para extraer el zumo y sueltan algo de fibra. Sólo sirven para frutas jugosas de cáscara gruesa. Se pierden parte de los nutrientes y del zumo.
  • Prensadoras: Comprimen cualquier alimento hasta sacarle todo su zumo, separando la fibra del líquido mediante un sistema de tornillo que lo estruja a baja velocidad hasta extraer todo el zumo posible del alimento. Pueden prensarse todas las partes del alimento: la cáscara, la piel… Incluso pueden prensarse frutos secos y semillas. El zumo conserva casi intactos todos sus nutrientes sin provocarles oxidación y su conservación en frío, entre 4 y 5ºC, puede ser de 3 ó 4 días en muy buenas condiciones.

El zumo contendrá sólo la parte líquida del alimento y lo ideal para obtenerlo será una prensadora lenta de tornillo y mejor si es de inox-316 para que la destrucción nutritiva y la oxidación sean menores.

 

Tipos de zumos y pautas

Para sacar el máximo provecho a los zumos, es mejor diferenciarlos entre los de verduras, los de frutas y los de alimentos oleaginosos, como son los frutos secos y semillas. La compatibilidad química entre los alimentos juega su papel, aunque en menor medida al tratarse de un formato líquido que facilita las diferente formas de digestión que comportan alimentos distintos. La mejor opción es tomarlos separadamente y sin mezclar en ellos alimentos incompatibles; sin embargo y por lo anteriormente comentado, pueden hacerse ciertas salvedades que aporten otros factores saludables. 

En general, podemos decir que lo principal sería evitar mezclar frutas con verduras, aunque a los zumos vegetales sí puede agregarse la manzana, que es neutra, y el limón por su poder alcalinizante. También tendría que evitarse mezclar las frutas con los frutos secos y las semillas, aunque sí pueden añadirse a los de verduras. Como pauta general, las mezclas excesivas entre alimentos pueden ocasionar que la digestión sea más lenta

Hay ciertos alimentos endulzantes o neutralizantes de las verduras más astringentes que las suavizarán al ser prensadas. Entre ellos y como frutas, encontramos la manzana y el limón; y como hortalizas, la zanahoria, la remolacha, la calabaza y el hinojo. También algunas especias como el jengibre, la canela, la estevia, la menta…

Dentro de los alimentos que podemos utilizar para obtener los zumos diferenciaremos cuatro grandes grupos que subdividiremos según los ingredientes para elaborarlos y su finalidad:

 

Batidos y Cremas

El batido o crema es el resultado de triturar finamente el alimento, de manera que conserve todas sus partes, salvo en ciertos casos en los que habrá que pelarlos. Al contener toda su fibra, se conservan por más tiempo sin oxidarse. Su digestión es más lenta que un zumo y el gasto energético es medio, mayor que el zumo pero menor que el alimento entero que debe machacarse con los dientes y el estómago, aunque éstos también tienen que ensalivarse antes de ser tragados. La desintoxicación mediante batidos es más lenta que con zumos. 

Beber un batido es mucho más beneficioso que comer las verduras en estado sólido, porque las paredes celulares de algunos vegetales son tan increíblemente resistentes y duras que el sistema digestivo no puede romperlas, lo que impide el acceso a su interior para extraer nutrientes y eso disminuye su aprovechamiento nutritivo. De ahí que los animales herbívoros mastiquen mucho los vegetales que ingieren.

Con los batidos se aprovecha la fibra para mejorar el flujo intestinal o iniciar la limpieza del colon en aquellos casos de acumulaciones morbosas que se hayan producido por pautas insalubres. Los batidos y las cremas pueden combinarse con los zumos prensados en función del objetivo que se pretenda.

 

¿Con qué batir los alimentos?

En el mercado hay distintas opciones, siendo la mejor la batidora de vaso. Estas batidoras trituran finamente los alimentos y homogenizan las mezclas. Mantienen la fibra, por lo que son ideales para hacer batidos y cremas frías. La ideal es la que trabaja a altas revoluciones, preferentemente con cuchillas de inox-316, así evitaremos la destrucción nutritiva y la oxidación. También es importante que, si el vaso y la tapa son de plástico, que éste esté exento de químicos tóxicos.

 

Tipos de batidos y pautas

Para sacar el máximo provecho a los batidos, hay que tener en cuenta y más que con los zumos, la compatibilidad química entre alimentos, ya que al ingerir el alimento entero los jugos gástricos y sustancias digestivas juegan un papel más relevante que con los zumos, aunque menor que si se toma el alimento entero masticado por la boca. 

Igual que con los zumos, los dividiremos en batidos de frutas, de verduras y de oleaginosos. También es recomendable seguir la regla de evitar mezclar demasiados componentes, aunque éstos sean compatibles, para procesar mejor la digestión. En los batidos de frutas, evitaremos usar las frutas ácidas, que si podrán usarse como toque en los batidos de verduras, salvo si éstas contienen una ácida, como es el tomate. 

Con los de verduras podremos obtener los batidos o las cremas templadas.

 

 

“Toma batidos de frutas, frutos y semillas y tu cuerpo se nutrirá y empezará su proceso de eliminación y reparación. Toma cremas templadas y todo tu cuerpo se nutrirá relajadamente”.

 

ESSEN

Encantados de Servir

 

En "ESSEN: Conciencia y Nutrición" estaremos encantados de que colabores con nuestra asociación

 

quien busca encuentra

busca en esta página...

HABLA DE NOSOTROS

HABLA CON NOSOTROS