EL TÉ MATCHA: "Flujo de vida y salud"

El té Matcha llegó a Japón hace unos mil años y se introdujo como ayuda en las prácticas de los monjes budistas zen para mantenerse alerta y calmados en sus largas prácticas de meditación. 

El té verde Matcha japonés es el resultado de una antigua y fina técnica de cultivar y procesar la planta del té. Tradicionalmente, semanas antes de su cosecha la planta se cubre de los rayos directos del sol, así se promueve un crecimiento más lento y un aumento en la concentración de clorofila y aminoácidos, especialmente el L-teanina, caracterizada por producir una sensación de relajación; a pesar de ser un estimulante, este aminoácido reduce la tensión física y mental y mejora la cognición y el humor. El L-teanina es también el responsable del característico y agradable sabor dulce del té Matcha. 

Los brotes de té más jóvenes son cosechados a mano en el mes de mayo y se disponen cuidadosamente para ser secados. Más tarde, se les aplica vapor para evitar la oxidación enzimática. Tras su secado, se extrae toda fibra áspera como las vetas y los tallos para evitar cualquier reducto de sabor amargo y se procede a molerlo lenta y artesanalmente en molinillos de granito, garantizando así que este valioso producto no se sobrecaliente. El resultado es un fino polvo de té de un hermoso color verde vivo y brillante conocido como Matcha.

 

VALOR NUTRITIVO Y PROPIEDADES

Los valores nutricionales del té Matcha son mucho mayores que los de cualquier otro té, ya que se consume toda la hoja y no sólo el agua resultante de la infusión. Aporta un gran arsenal de vitaminas, minerales, aminoácidos, antioxidantes y otros fitonutrientes. En cuanto a la concentración de nutrientes y antioxidantes, suele compararse una taza de Matcha con diez de té verde convencional. El contenido de éstos, medido con el método ORAC, es 20 veces mayor que el de las granadas o el de los arándanos, siendo uno de los valores más altos conocidos en un alimento. Contiene catequinas, concretamente galato de epigalocatequina, un potente antioxidante de propiedades anticancerígenas.

El té Matcha llegó a Japón hace unos mil años y se introdujo como ayuda en las prácticas de los monjes budistas zen para mantenerse alerta y calmados en sus largas prácticas de meditación. La ciencia confirma la tradición al descubrir su rico contenido en el raro aminoácido L-teanina. A diferencia de las ondas betas que anuncian un estado de alerta y estrés, el L-teanina tiene un efecto sobre el funcionamiento cerebral y promueve las ondas cerebrales alfa, características de un estado de alerta relajado, favoreciendo el bienestar, la atención y la concentración. Este aminoácido es común en otros tés verdes, pero en el té Matcha se encuentra en concentraciones cinco veces mayores. Como beneficio adicional destaca su ayuda al aprendizaje y la memorización, convirtiéndolo en un gran aliado para mantenerse centrado en las actividades y quehaceres diarios. Y todo ello desde la claridad mental que proporciona, al contrario de otros productos que lo hacen desde la excitación.

 

BENEFICIOS

Además de estar exento de valor calórico, el té Matcha potencia la función metabólica, ayudando a la quema de calorías y grasas sin producir estrés, sin subir la presión arterial ni el ritmo cardíaco. Su característico color verde nos indica que, entre otros compuestos, destaca la potente y maravillosa clorofila. La clorofila es la mejor limpiadora del organismo, depura la sangre y ayuda a desintoxicar y equilibrar el pH interno del organismo. 

Su contenido en cafeína o teína es entre dos y tres veces menor que el del café, y su exclusiva combinación de fitonutrientes hace que la teína del té Matcha sea asimilada hacia el riego sanguíneo de una manera más progresiva. Esto es debido a que la teína se junta a unas moléculas más grandes, las de los flavonoides antioxidantes catequinas, y así serán absorbidas a medida que estas sean disueltas y asimiladas. También el efecto calmante y relajante exclusivo de la L-teanina, contrarresta el pequeño efecto estimulante. Con todo ello se evita que al incorporar la teína de golpe produzca los efectos dopantes y de alteración antinatural, y lo que proporciona es un incremento de energía de una manera sostenida y progresivamente durante 3 o 4 horas. Este mecanismo también previene de los picos de insulina y adrenalina típicos del café, evitando así las características bajadas de azúcar. Además, el efecto tan potente de las catequinas antioxidantes, produce una rápida neutralización de los radicales libres, con la consiguiente y rápida sensación de bienestar. Por último el aporte de importantes nutrientes como; potasio, ácido fólico, hierro, magnesio, calcio, fósforo, zinc y vitaminas A, E, C, B-2, B-6, B-1.

 

 

CÓMO CONSUMIRLO

Puedes tomarlo a la manera tradicional, con agua caliente a unos 70-80ºC como señala la ceremonia del té Matcha. También es usado para mezclar con cualquier líquido, agua fría, templada o caliente, con leche vegetal o en batidos. La dosis puede oscilar entre 1,5g y 3,5g por toma; observa tus requerimientos y cómo te sienta. Además, y gracias a su delicado sabor dulce y a su radiante color verde, también puedes emplearlo para elaborar dulces, chocolates, helados y tartas.

 

 

PREPARACIÓN

Ceremonia

La ceremonia del té se caracteriza por cuatro principios básicos:

• Armonía – WA

• Respeto – KEI

• Pureza – SEI

• Silencio – JAKU 

 

En la ceremonia del té cada movimiento, cada paso, cada momento, está perfectamente estudiado y predeterminado. Lo realmente fascinante de la ceremonia del té japonesa es la filosofía que hay detrás. En japonés, la ceremonia del té se llama Cha-no-yu, Chado o Sado, cuya traducción sería “el camino del té”.

 

Pasos

Son ocho los pasos simples, pero importantes:

1. Llevar a ebullición agua pura, a ser posible blanda.

2. Dejar enfriar el agua hasta que alcance unos 80º C. 

3. Poner entre 1-3g. de té Matcha (2-4 cucharillas de bambú) en un bol.

4. Verter un poco de agua a 80º C sobre el té.

5. Batir con el batidor de bambú hasta disolver bien el té.

6. Añadir el resto del agua (hasta ¾ del bol).

7. Seguir batiendo durante 30 segundos hasta que forme espuma. 

8. Saborearlo. Puede añadirse más agua cuando esté a ¼ del bol.

 

 

“Toma la clorofila y los minerales de la vida y en tu cuerpo fluirá vida y salud”

¡Gracias, saludable té Matcha!

 

 

ESSEN

"Encantados de Servir"

 

 

En "ESSEN: Conciencia y Nutrición" estaremos encantados de que colabores con nuestra asociación

 

quien busca encuentra

busca en esta página...

HABLA DE NOSOTROS

HABLA CON NOSOTROS