LA ORTIGA: "Un baile de sensaciones"

La ortiga es una de las plantas que tiene más aplicaciones medicinales: es digestiva, laxante, depurativa, protectora de la función hepática, vasoconstrictora para cortar las hemorragias... Sirve para el cuero cabelludo, la  próstata... Es diurética, antidiabética, anti-anémica, galactógena, eliminadora de tóxicos acumulados en la sangre como el ácido úrico y útil en enfermedades circulatorias, hepáticas y otras como la gota, la artritis, la artrosis…

Cuando la tocas te pica, pero luego se ofrece. Cuando la cortas te pincha, pero luego se entrega. Cuando la preparas te mortifica, pero luego te cede todo su potencial. Finalmente, cuando el baile de sensaciones está por terminar, ambos os fundís en el paladar, pero en tus manos aún sientes su escozor. Sabrosa, olorosa, nutritiva y terapéutica. Esa es la ortiga, ¡nada más podría desear!

A la ortiga se la conoce principalmente por ser urticante, ya que está recubierta por diminutas púas que al ser tocadas liberan un jugo irritante. Cocinada fresca es excelente y nutritiva como verdura; las hojas secas son usadas en la medicina natural por sus propiedades curativas.

Hay dos tipos, la ortiga mayor o verde que alcanza hasta 150cm y la menor hasta 50cm. Esta última produce más irritación que la grande y posee menores propiedades. Ambas están disponibles para ser recogidas en el campo desde la primavera hasta el otoño.

 

 

VALOR NUTRITIVO Y PROPIEDADES

 

En su composición hallamos mucílago, una fibra soluble beneficiosa para la peristalsis y el tránsito intestinal. Lecitinas, para la reconstrucción celular. Histamina, para dilatar los vasos sanguíneos. Serotonina, para el estado de ánimo. Acetilcolina, para el sistema nervioso. Betaína, para la función hepática y la división celular, también es antiinflamatoria. Flavonoides, para la protección celular y cardiovascular. Vitaminas C, K, del grupo B y A en forma de betacarotenos. Minerales como hierro, calcio, potasio, zinc, silicio, azufre, magnesio. Y proteínas y clorofila.

Es una de las plantas que tiene más aplicaciones medicinales: es digestiva, laxante, depurativa, protectora de la función hepática, vasoconstrictora para cortar las hemorragias... Sirve para el cuero cabelludo, la  próstata... Es diurética, antidiabética, anti-anémica, galactógena, eliminadora de tóxicos acumulados en la sangre como el ácido úrico y útil en enfermedades circulatorias, hepáticas y otras como la gota, la artritis, la artrosis…

Como defensa natural, la planta segrega un jugo irritante que contiene ácido fórmico produciendo esa sensación de picazón, pero este desaparece al ser cocinada o secada y, en cualquier caso, a las 12 horas de ser recogida. Pero, además, también contiene histamina, serotonina y acetilcolina. La ortiga es utilizada en naturismo en forma de ramillete para azotar partes del cuerpo a fin de activarlas y mover la circulación. El azote es muy útil  para los casos de ciática, ya que calma el dolor y desinflama. Un baño con su infusión también relaja el nervio ciático.

 


 

 

CÓMO CONSUMIRLA

 

Las plantas ya maduras contienen semillas y deben ser descartadas, ya que las semillas son irritantes del sistema digestivo y sus hojas del sistema renal.

La forma más saludable de consumirla es consumir solamente las hojas y sus trancos finales, pero siempre de las plantas más tiernas y sin semillas.

Puede tomarse como sopa o crema, combinada con otras verduras o farináceos y en batidos o zumos, que es como se aprovechan al máximo sus cualidades.

La infusión se prepara vertiendo una cucharadita en agua muy caliente y dejándola reposar durante 5 minutos. Para el consumo de hojas secas, la dosis medicinal recomendada para un adulto es de unos 10g al día.

 

 

PRECAUCIONES EN SU CONSUMO

 

Es una planta atóxica, pero, en algunos casos, sus pelos urticantes pueden producir ciertas lesiones menores en la piel. Si se recoge en terrenos con gran contenido de desechos orgánicos es mejor tomarla en poca cantidad, ya que acumula gran cantidad de nitratos en sus tejidos

Debe usarse con cierta precaución en los casos de ingesta de medicamentos para la hipertensión y, cuando las hojas sean viejas, en los casos de insuficiencia renal, nefritis o inflamación de riñones, ya que estas hojas contienen cistolitos (cristales de carbonato de calcio), que son irritantes de los riñones. Tampoco es recomendable durante el embarazo debido a la cierta acción estimulante del útero que la ortiga provoca.

 

 

“Consume este baile de sensaciones y alejarás de ti los males y tus células bailarán”.

 

¡Gracias Saludable y Generosa Ortiga!

 

ESSEN - "Encantados de Servir"

En "ESSEN: Conciencia y Nutrición" estaremos encantados de que colabores con nuestra asociación

 

quien busca encuentra

busca en esta página...

HABLA DE NOSOTROS

HABLA CON NOSOTROS