EL MELÓN: "La fuente de agua viva"

El melón es un gran antioxidante y rehidratante, ya que contiene un 90% de agua fisiológica pura. Es muy rico en vitamina A en forma de betacarotenos que el organismo transforma en flavonoides. También contiene grandes cantidades de la importantísima vitamina C, base de muchos proceso internos, además de cantidades también importantes del grupo B.


EL MELÓN es una de las frutas más privilegiadas que nos ofrece la madre Naturaleza, ya que contiene tres cosas esenciales para la salud:

1- Acidez débil, muy útil para disolver los malos humores del cuerpo, los residuos tóxicos de la sangre, las mucosidades de la garganta, del esófago y del estómago, los venenos del hígado y los detritus indisolubles de los riñones.

2- Azúcar natural, fácilmente asimilable sin que genere residuos metabólicos insalubres, convirtiéndolo en un alimento enérgico y vivo.

3- Agua fisiológica, altamente mineralizante y vitamínica, ayudando al organismo a la eliminación desechos venenosos que son expulsados por la orina.

 

VALOR NUTRITIVO Y PROPIEDADES

El melón es un gran antioxidante y rehidratante, ya que contiene un 90% de agua fisiológica pura. Es muy rico en vitamina A en forma de betacarotenos que el organismo transforma en flavonoides. También contiene grandes cantidades de la importantísima vitamina C, base de muchos proceso internos, además de cantidades también importantes del grupo B. Conforma un complejo vitamínico natural excelente y está muy indicado para la piel. También es rico en minerales como son el hierro, el manganeso y el potasio.

El melón es un alimento excelente, saludable, nutritivo y terapéutico:

- Con fines sanadores debe tomarse sólo como mono dieta. Básicamente en forma de zumo, al que puede añadírsele un poco de zumo de perejil.

- Con fines terapéuticos tiene que comerse solo o bien acompañado de otra fruta similar y compatible, como pueden
ser las uvas, los melocotones, las cerezas, las ciruelas, los
kakis, las naranjas, las peras, las manzanas, las fresas, la piña tropical...

- Con fines nutritivos tendrá que acompañarse con fruta dulce desecada, dátiles, higos secos, pasas de uva, ciruelas secas y otras pasas; también con el queso tierno, la miel, las natillas, la mantequilla dulce, los plátanos, las castañas, el pan tostado, los boniatos asados al horno, las patatas asadas...

El melón tomado en forma sanadora o terapéutica es recomendable para ayudar en enfermedades como la litiasis renal, la cirrosis hepática, las dolencias de los riñones, de la vejiga y enfermedades venéreas como la sífilis, la gonorrea, la leucorrea, en la uretritis y especialmente para las enfermedades de la sangre y la anemia, por su gran riqueza de ácidos solubles y sales alcalinas.

 

CÓMO CONSUMIRLO

El melón es bueno a todas horas, por la mañana en ayunas, al mediodía, por la tarde y por la noche. Los problemas se presentan cuando es tomado de forma químicamente incompatible, como es; con las grasas, carnes, pescados, leche, con las comidas, cenas pesadas, y sobre todo al tomarlo como postre.

Sin tener en cuenta su incompatibilidad química, su potencial sanador y nutricional será ineficaz. Una de las mayores incompatibilidades químicas que se produce internamente en el organismo, es al tomar alimentos dulces (frutas, pastas, tartas...) con las comidas que incorporan sustancias grasas, (verduras, carnes...), porque toda sustancia que contenga azúcar es incompatible químicamente con estos alimentos salados u oleaginosos. Según el criterio científico trofológico, la comida pesada corta la emulsión y la saponificación de los alimentos más o menos nutritivos al contacto con los jugos gástricos y el ácido clorhídrico.

 

ESSEN

"Encantados de Servir"

 

 

Ingerir el melón con las comidas produce un trastorno gástrico intestinal por disparidad química de los azúcares y de los ácidos del melón con las sustancias grasas oleosas y albuminoideas de las comidas más o menos heterogéneas. Esto se evita si se toma solo, con el estómago vacío o con ciertos alimentos que sí son compatibles y con los elementos nutritivos que se combinan perfectamente, es decir, con otras frutas similares, que tienen la misma digestión química en armonía con los jugos gastrointestinales, como las anteriormente citadas. Entonces, la digestión y nutrición será perfecta y saludable.

 

“Bebe a menudo de la maravillosa fuente de agua viva y tu cuerpo se limpiará”

¡Gracias Saludable Melón!

 

¿EL MELÓN PUEDE CAUSAR ALERGIA O INTOLERANCIA?

Hay ciertas personas a quienes el consumo de melón les produce alergia, y todas estas personas también son alérgicas a algún tipo de polen, algunas al látex y con frecuencia a otras frutas como la sandía, el kiwi, el higo o el melocotón.

Los síntomas suele ser picor en la boca, labios, garganta, hinchazón en la lengua y labios. Y en algunas también se observan otros como rinitis, conjuntivitis, urticaria leve y problemas digestivos.

El melón, sobre todo maduro, contiene una proteína llamada cucumisina encargada precisamente de madurarlo, y a ella se le atribuye la causa de la alergia.

Ya hemos visto que el melón es magnífico en muchos aspectos y que es uno de los alimentos innatos del ser humano, de igual manera que lo son el resto de frutas. El sistema digestivo está perfectamente diseñado para nutrirse de ellas, ya que es el alimento que le pertoca.

Entonces, ¿por qué se produce alergia?

Como hemos visto, a esta alergia afecta solo a ciertas personas a las cuales les acompañan otras y en todos los casos son debidas a algún tipo de polen. De ahí sacamos alguna pista. Como cualquier alergia, las causas profundas que la desencadenan se hallan en la parte más sutil y deben ser analizadas para detectar cuándo y en qué circunstancias se han producido; además de la parte emocional, que también suele estar presente. Los signos de alergia representan el rechazo a algo, a alguna situación, cuestión o suceso.

Las causas físicas se producen por la disfunción interna y los desequilibrios orgánicos o intoxicaciones. Estos síntomas suelen presentarse igual que las intolerancias, por lo que puede confundirse alergia con intolerancia. Esta última lleva un componente básico de alteración intestinal en los filtros y guardianes, que son las micro vellosidades intestinales. La degradación de esta barrera por parte de las pautas insalubres de forma reiterada, abren canales directos de comunicación y, con ello, se filtran sustancias irreconocibles para el organismo, creando un rechazo a las mismas. Otro factor que influirá en la alergia o intolerancia al melón, es cuando se consume sin respetar la ya mencionada compatibilidad química con otros alimentos.

Finalmente, en algún caso muy concreto, puede existir cierta causa genética, correspondiente a información disonante que se halle guardada en las células y que su recuerdo produzca ese rechazo.

 

“La reparación y eliminación de las disfunciones físicas y causas personales o emocionales, además de tomarlo de forma compatible, será la mejor manera de disfrutar de esta magnifica fruta que te ofrece la Madre Naturaleza, para limpiar y nutrir con su agua fisiológica todo el organismo”.



En "ESSEN: Conciencia y Nutrición" estaremos encantados de que colabores con nuestra asociación

 

quien busca encuentra

busca en esta página...

HABLA DE NOSOTROS

HABLA CON NOSOTROS