EL PEREJIL: "El ramillete mágico"

El perejil ya era muy apreciado por los romanos, quienes se lo daban a los gladiadores antes de la salir a luchar a la arena del circo. Cristóbal Colón lo utilizaba como tisana para combatir los dolores de gota. Curiosamente en Griego significa “apio de las piedras”.

El perejil, el ramillete mágico, es una pequeña hierba culinaria de color verde intenso, agradable sabor y olor perfumado, que contiene muchas propiedades saludables que vienen utilizándose desde hace miles de años. Ya era muy apreciado por los romanos, quienes se lo daban a los gladiadores antes de la salir a luchar a la arena del circo. Cristóbal Colón lo utilizaba como tisana para combatir los dolores de gota. Curiosamente en Griego significa “apio de las piedras”.

Es pariente del apio (sus hojas son muy parecidas) y del cilantro (similar al perejil de hoja plana). Los tres comparten propiedades saludables. Se cultiva por todo el mundo y hay dos variedades: una de hojas planas con sabor fuerte y persistente, y otra de hojas rizadas con sabor más suave, casi dulce. El perejil silvestre, se puede llegar a confundir con la venenosa cicuta.

 

VALOR NUTRITIVO Y PROPIEDADES

 

El perejil es una enorme fuente de nutrientes.  Posee un alto contenido en vitamina C y provitamina A o beta-caroteno, que el organismo transforma en vitamina A según sus necesidades, además de la K (filoquinona) y también del grupo B como la B-12. En minerales destacan el hierro, el fósforo, el magnesio y otros como el calcio, el potasio y el azufre Su alto contenido en clorofila ayuda en la desintoxicación y alcalinización.

Otros componentes favorables que contiene son: flavonoides (de acción antioxidante, antiinflamatoria y diurética), apiina (al igual que el apio), oxiapuna, aceite esencial, pineno, apiol (de acción diurética)  y miristicina (de acción emenagoga o estimulante de la menstruación, vasodilatadora y tonificante). Las propiedades diuréticas atribuidas al apiol, lo hacen muy útil para evitar cálculos en los riñones, ya que permite expulsar la arenilla antes de que se acumule en ellos y forme piedras.

Ayuda a mantener el sistema inmune activo, tonifica los huesos, armoniza el sistema nervioso y elimina líquidos sobrantes apoyando la función renal. Al contener cierta cantidad de oxalatos, es conveniente usarlo adecuadamente en el tratamiento renal.

Desde muy antiguo se le considera un gran preventivo y paliativo de disfunciones como antianémico, estimulante, antiinflamatorio, antiséptico, antialopecico, hipoglucemiante, emenagogo (provoca la menstruación), vasodilatador, tónico, digestivo, hepático…

 

CÓMO CONSUMIRLO

 

Podemos consumirlo como condimento en las comidas elaboradas, fresco para las ensaladas, triturado con las cremas o como toque final de un plato. Pero cuando esté entero, sin triturar, consúmelo, mastícalo y ensalívalo; dejarlo a un lado como adorno será una forma segura de desaprovechar sus cualidades.

Añadirlo en pequeña cantidad en los licuados de zumos, les aportará a éstos un toque mágico, nutritivo, alcalinizante y depurativo. Puedes usarlo en los zumos verdes, cremas frías y en los zumos de una sola fruta, como el de melón, ya que reforzará su poder depurativo y regenerardor.

Es un remedio natural excelente para limpiar los riñones de desechos y morbosidades. Se toma en forma de tisana (sin abusar) de la siguiente manera: Trocea un manojo de perejil bien lavado y desinfectado y hiérvelo en un litro de agua durante 10 minutos. Déjalo enfriar y cuélalo. Ponlo en una botella limpia y guárdalo en la nevera. Toma un baso cada día durante una semana y verás cómo la arenilla y los tóxicos desaparecerán y los riñones te lo agradecerán.

 

 

 

EFECTOS SECUNDARIOS

 

Por precaución, las mujeres embarazadas deberían evitar consumir perejil de forma abundante, ya que aumenta la producción de oxitocina (hormona que provoca contracción del útero), lo que puede incitar a predisponer el aborto.

El perejil contiene miristicina y apiol, dos sustancias que en dosis altas pueden generar diversos efectos secundarios. La miristicina puede atravesar la placenta y generar taquicardia en el feto.

Una ingesta mayor de 10g de apiol, puede causar efectos tóxicos, pero la cantidad que de esta sustancia contiene el perejil es muy baja. En las hojas hay como máximo 0,040g por lo que se deberían de ingerir 500 hojas y en el caso de las semillas unas 300. Por lo que el riesgo al tomar moderadamente la infusión elaborada con semillas, raíces o con tallos y hojas, es escaso.

Uno de los principios activos sanadores del perejil es precisamente el apiol, pero a la vez puede ser el responsable de la mayor parte de las posibles reacciones adversas asociadas a su consumo. Por lo que en la dosis radica la diferencia.

Utilizar y tomar el perejil de manera moderada y apropiada, será una buena forma de beneficiarse de sus excelentes propiedades nutritivas y sanadoras.

Como todo en la vida, en el equilibrio está la mejor forma de vivir y disfrutar de lo que la Naturaleza generosamente nos ofrece.

 

 

 “Toma el ramillete mágico del perejil en su justa medida y tu cuerpo florecerá”

¡GRACIAS, SANADOR PEREJIL!


En "ESSEN: Conciencia y Nutrición" estaremos encantados de que colabores con nuestra asociación

 

quien busca encuentra

busca en esta página...

HABLA DE NOSOTROS

HABLA CON NOSOTROS