Que tu cuerpo físico sea un reflejo de tu conciencia

Para experimentar en una tercera dimensión como ésta, es imprescindible encarnar en un cuerpo físico. Sin él nuestra misión de vida sería irrealizable y, sin embargo, desgraciadamente solemos prestarle la mayor atención sólo cuando nos molesta o nos duele. Entonces acudimos rápidamente a los medicamentos para mitigar lo más pronto posible lo que sólo es un efecto de la verdadera causa. Unas veces, porque hemos escarmentado y otras por prevención, pedimos día y hora para que nos hagan un chequeo y así asegurarnos de que, aparentemente, todo va bien. Pero, ¿cuántas veces nos hacemos un chequeo interno para descubrir lo que estamos somatizando a través de nuestros pensamientos y emociones y que son el origen principal de toda dolencia o trastorno físico?



Quien mejor puede efectuar ese chequeo eres tú, analizándote a ti mismo. Procura hacerlo de vez en cuando para liberarte de aquello que al final, indefectiblemente, te causará molestia y dolor, y sánate de verdad armonizando la causa.

Que tu cuerpo físico sea un reflejo de tu conciencia. 

¡Puedes hacerlo!

 



ESSEN

"Encantados de servir"


En "ESSEN: Conciencia y Nutrición" estaremos encantados de que colabores con nuestra asociación

 

quien busca encuentra

busca en esta página...

HABLA DE NOSOTROS

HABLA CON NOSOTROS